“Todos los artistas tienen 1000 dibujos malos dentro de ellos y la única forma de deshacerse de eso es dibujarlos”, este es un principio que guió a Iván Mayorquín a lo largo de su carrera. Desde que era pequeño se le inculcó el arte en clases de pintura, dibujo y arte en general; y a pesar de que él no se consideraba alguien bueno dibujando nunca lo dejó de hacer.

4

Con el tiempo y dibujo tras dibujo, Iván notó que podría convertir este talento en una profesión y podría vivir de ello, así que se enfocó y tomo enserio la entrada al mundo de la ilustración y sus variantes. Empezó con street art y luego se dedicó a los cómics y creación de personajes que cuentan cosas, que es a lo que se dedica hoy en día y le pagan por hacerlo.

1

El ilustrador ha logrado trabajar con varias marcas, proyectos, colaboraciones y comisiones comerciales, pero él divide sus mayores orgullos en 4: Buque, un colectivo donde inició la ilustración; Sketch or Die, un reality de dibujo; Pizza Sandwich, un web cómic; y Pictoline, la famosa empresa de diseño de información.

Publicado en: Arte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.