Teslas hackeados, tutoriales para hacer una canción de hip hop, y una mordaz crítica a la moda moderna son algunas de las cosas que podemos encontrar en el universo condensado en 13 piezas de Injury Reserve. El trío formado en Phoenix, Arizona no ha parado de hacerse más grande en ambición sin dejar de lado aquellas armas que los han acompañado desde que lanzaron su debut en 2015, el mixtape Live From the Dentist Office. 

INJURYRESERVE-1553111244-640x469.jpg

Dentro de las grandes cualidades del trío, podemos destacar la producción por veces experimental de Parker Corey, elemento que siempre se ha encargado de proveer ambientes sonoros abrasivos, sentimentales y que se alejan de las usuales etiquetas del hip hop contemporáneo, en los que Stepa J y Ritchie With a T se encargan de llenar de rimas, fraseos y ganchos que se pegan como chicle a la cabeza del escucha. 

Además de las vocales de los principales MCs del grupo, por el álbum deambulan grandes invitados (Freddie Gibbs, Rico Nasty, DRAM, JPEGMAFIA) lo que es una clara muestra del reconocimiento que ha ido ganando en el medio. Como muestra Aminé se hace presente con un arrollador verso en “Jailbreak the Tesla”, track con base en un sample de Tokyo Drift, donde hace referencia a las ventajas de la marca de carros apadrinada por Elon Musk; en el que posiblemente se encuentre uno de los mejores punchlines en lo que va del año. 

Otro momento donde brilla la producción es “Jawbreaker”, primer sencillo que el grupo presentó como adelanto del álbum, en el que Parker comparte créditos con Melik XYZ y Pro teens, siendo este último el que pone voz al coro de la canción. El track es una crítica directa a las imposiciones de la moda actual y algunos estereotipos sobre cómo deberían vestir las personas según su origen étnico; todo esto sobre un fondo de percusiones minimalistas.

Gracias al nuevo álbum y producciones como Floss, los miembros de Injury Reserve se han establecido a ellos mismos como uno de los grupos de hip hop jóvenes más frescos y capacitados para tomar el testigo de los grandes clásicos del presente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.