A través del tiempo incontables artistas han tratado de definir o expresar su visión del amor en miles de canciones; pero entre todos ellos, hay una corriente que basa su éxito en las pausas, los susurros, la instrumentación minimalista y la lírica simple y directa. Cigarettes After Sex es una de esas bandas que se hacen escuchar más en cuanto tocan más calmadamente, que construyen una atmósfera más que una canción y que pareciera que escucharlos en la noche favorece la experiencia.

Cigarettes-After-Sex-by-Ebru-Yildiz-1200x500

Mucho se ha hablado de las influencias que se perciben en el sonido de la banda liderada por Greg González, que si suenan a Mazzy Star, a Red House Painters o unos Beach House más adormilados; lo cierto es que aunque no propongan algo nuevo, al momento son los mejores exponentes del estilo que manejan. Provenientes de Texas y formados en 2008, la banda debe su éxito inicial al Ep I lanzado en 2012, material que tan sólo contiene 4 tracks, mismos que son la carta de presentación perfecta para introducirse a su particular universo de relaciones fallidas y lamentos nocturnos.

Tomaron 5 años para que finalmente saliera a la luz su álbum debut, en él que construyen un aire romántico pero fatalista, sirviendo de máximos ejemplos K. y Apocalypse. En K. la banda marca un ritmo tranquilo, mientras González rememora los momentos que vivió con una Kristen a la que finalmente suplica: Kristen, come right back/ I´ve been waiting for you/To sleep back in bed/ When you light the candle. Ademas de escuchar una de las grandes cualidades de González como frontman, la cual es el excelente uso que le da a su voz casi andrógina, podemos detenernos en el aspecto lírico.

Si bien Greg González no es un poeta de la talla de Bob Dylan, Leonard Cohen u otros compositores, si algo ayuda a la música de su banda, es que las frases que salen de su boca suenan sinceras sin importar lo simple o prefabricadas que parezcan ser. Las letras son dignas de un adolescente enamoradizo al que se le viene el mundo encima cuando el amor se termina y al contrario de perjudicarlos, les favorece porque es fácil sentirse identificado, ya que todos hemos pasado alguna vez por ese crush que irremediablemente termina en corazón roto.

El presente año Cigarettes After Sex lo ha recibido con Heavenly, canción que sirve de adelanto a Cry, segundo álbum de la banda que, como su nombre augura, promete seguir dejando nudos en la garganta y ponerle banda sonora a los desamores de sus miles de seguidores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.