Midsommar (2019)

Dir. Ari Aster

Rating : 3.5/5

Midsommar-631680557-large.jpg

Las convenciones del terror se han metamorfizado con el pasar del tiempo, buscando nuevas maneras de contar sus historias y generar terror en formas poco convencionales, el director Ari Aster lo vuelve a hacer con Midsommar su nueva película. Midsommar nos habla de una joven pareja en su punto de quiebre que junto con un grupo de amigos arriban a una comuna sueca para presenciar la ceremonia del solsticio de verano, pero desafortunadamente la comuna se convierte en un culto pagano que poco a poco comenzará a tomar control de ellos.

Ari Aster es uno de los directores del género más reconocidos en la actualidad, una de las razones es su manera de abordar el terror en formas poco convencionales, un terror donde a veces la soledad, la inestabilidad emocional y la fragilidad en los vínculos familiares es más efectiva para crear una sensación de inseguridad en un ambiente familiar, y que por mucho tiene una profundidad que da para muchas lecturas a comparación del cine de terror actual convencional que la mayoría de las veces busca abordar temas paranormales.

Esta película mantiene esa misma sensación de inseguridad en un ambiente familiar, una de las virtudes de la película es su apartado visual que maneja una imagen pura , brillante, y cuenta con una paleta de colores vibrante, la historia de desarrolla la mayor tiempo a la luz del día, contrastando con la formas tradicionales del género que al contrario la mayor parte del tiempo se desarrollan en ambientes turbios, oscuros y desolados.

5d82a620902d5.jpeg

Midsommar presenta varios conflictos desde el comienzo, una tragedia familiar y una inevitable separación de pareja, la relación entre Dani y Christian es el hilo conductor de toda la película y se podría decir que es la trama principal. Está película usa el elemento del culto pagano como metáfora del inevitable rompimiento de estos personajes. El simbolismo en esta película está por todas partes y hasta cierto punto la película se vuelve algo obtusa al evitar explicar mucho de ellos, esto le sumaría puntos ya que refuerza la sensación de no tener control de la situación que es muy presente en toda la película.

Ari Aster no busca asustar, el quiere perturbar a su audiencia, perturbar con imágenes sangrientas, sexuales o simplemente rarezas que se encuentran por toda la película, muchos podrían afirmar que Ari Aster buscaba el shock value para vender su película, pero todo esto es parte de su discurso.

Creo que uno de los problemas de la película se resume a que ya teníamos un precedente muy fuerte con Hereditary, se creó una gran expectativa, esto es algo común con los proyectos que salen después de una ópera prima. Midsommar no es perfecta pero es justo lo que necesita ser, un filme poderoso que nos habla sobre la desconexión en las relaciones afectivas y la búsqueda de un lugar donde podemos ser queridos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.