La risa siempre ha sido una forma de resistencia, desde los filmes de Charles Chaplin, las tiras satíricas y mordaces de la revista MAD, hasta los shows de stand up de Dave Chappelle; la mayor razón para ver de esa manera a la comedia, viene porque el comediante, en cualquier medio que trabaje, se atreve a mostrar el lado más optimista de las situaciones y escupir en la cara de la tragedia.  

Liniers es un gran soldado del ejército de las risas, ya que, en medio de todas las crisis políticas y económicas que presenta un periódico como La Nación en Argentinadesde el 2002 este señor nos ha recibido al final del diario con Macanudo, un micro universo de personajes absurdos e hilarantes, como sus tiras protagonizadas por pingüinos parlantes, una aceituna llamada Oliverio o las aventuras infantiles de la niña Enriqueta y su gato Felllini, que podemos adivinar bebe mucho de la Mafalda de Quino, uno de los maestros del humor gráfico latinoamericano. 

Liniers 2

Nacido en 1973, Ricardo Siri (nombre real de Liniers) fue un niño rodeado de libros e historietas, que desde pequeño estuvo expuesto a trabajos de los mejores artistas gráficos, como Hergé, Oesterheld, Quino y Goscinny. Después de ingresar a la carrera de derecho por influencia directa de su padre, el joven Ricardo se dio cuenta que lo que realmente quería, era dedicarse a hacer chistes visuales. 

stranger liniers

Aunque sencillo, el trabajo de Liniers puede arrebatar tantas sonrisas como carcajadas y es reconocido no solo en Argentina, sino en todo el continente americano, ya sea por su trabajo en solitario publicando compilaciones de sus tiras, como por las colaboraciones que ha hecho para The New Yorker, la serie sensación Stranger Things o las portadas que le ha dibujado a los discos de Kevin Johansen y Andrés Calamaro. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.