Pocas son las películas que pueden llegar a conmocionar de una manera catártica, solo las mejores lo hacen, las grandes películas pueden tener repercusiones gigantescas afectando a una generación por completo, ejemplos los hay muchos ya sea The Breakfast Club, Jaws o hasta Titanic esto viéndolo por la parte más general posible, ser grandes no es sinónimo de presupuesto o despliegue técnico, ser grande es conmocionar y tocar al público de una manera sutil pero sobre todo honesta. Marriage Story es grande por la humana que se siente.

merlin_163485087_36aed80b-aca3-4bcf-aee2-e7e38f2b9f54-superJumbo

Noah Baumbach se ha convertido en un director con un estilo muy definido, se le caracteriza por dotar de extremo realismo a sus guiones y con esto me refiero a la forma en la que sus personajes se comunican, esto se veía más que nada en sus diálogos, diálogos empalmados que no respetan el orden, tradicionalmente en los guiones convencionales un diálogo siempre se dice después del otro, lo que hace Baumbach es empalmar la conversación para que fluya de manera natural.

En Marriage Story hace un derivación de esto, ya no es por los diálogos que se dicen sino por los que no se dicen. Marriage Story nos cuenta el proceso de divorcio de dos personas que se aman pero que no saben comunicarlo.

La película trata sobre el proceso de divorcio de Charlie y Nicole, un director y una actriz que trabajan en la misma compañía de teatro. En la película se retrata la cruda realidad sobre el proceso legal de un divorcio y como este nos aliena de nuestra humanidad convirtiéndonos en máquinas de odio. Marriage Story está dividida en dos, El lado de Charlie y el lado de Nicole,se ahonda en cada una de las dos perspectivas, teniendo un retrato justo de ambas partes. Los motivos de la separación se van explicando conforme avanza la película, estos motivos son una de las cualidades más humanas de la película, falta de empatía, orgullo, resentimiento que desemboca en la ruptura de dos personas que se aman pero que no saben demostrarlo.

Marriage Story pudo haber caído en el melodrama pero tomó una vía más arriesgada, Noah Baumbach optó por contar una historia honesta y real, retrata al divorcio como una pelea donde no hay victorioso y que nos puede llevar a decir cosas que jamás quisimos decir, la película tiene unas de las mejores actuaciones del año, Adam Driver y Scarlett Johansson dan una interpretación cruda y humana que es digna de una nominación pero más que eso son dignas de reconocerse y preservarse para la historia del cine contemporáneo.

Esta película conmociona a su espectador creando una experiencia inmersiva teniendo sentimientos a flor de piel, que no solo son terriblemente humanos sino también dolorosos, Marriage Story también nos deja ver el lado bueno de una separación, del aprendizaje y valoración del simple hecho de estar vivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.