Si hay una saga de la que es imposible escapar, esa debe ser Star Wars. Lo que inició George Lucas en 1977 con el Episodio 4: Una nueva esperanza cambió el panorama no solo de la ciencia ficción, sino de todo el mundo audiovisual. Vinieron más películas, series de animación, juguetes, videojuegos y miles de productos con la cara de Darth Vader, Yoda, Obi-Wan o cualquiera de los míticos personajes.

Después de esta invasión mediática y el creciente escepticismo que generaron las últimas entregas en cine, llega The Mandalorian, serie creada por Jon Favreau,  la cual ha sido una de las que ha inaugurado el nuevo servicio de streaming de la compañía del ratón, Disney +.

The Mandalorian sigue las aventuras de un cazarrecompensas que se gana la vida tomando algunos de los trabajos más peligrosos de la galaxia, que será reconocible para los fans de la saga por pertenecer a los mandalorianos, una de las múltiples culturas dentro del universo Star Wars.

Hablando del desarrollo de la trama, The Mandalorian nos descubre poco a poco un universo muy atractivo y poco conocido para todos; porque seas o no fan, la mayoría sabe que Star Wars va de la mística de los jedis, la eterna lucha entre el bien y el mal representada por Jedis y Siths y todo el drama surgido por la familia Skywalker. Pero The Mandalorian no va de esto, se desarrolla en el mismo universo pero se siente casi como una historia de vaqueros en el espacio.

A pesar de que la historia del mandaloriano no tenga gran peso en el vasto universo de Star Wars, resulta interesante por lo bien construida que está. Basta con ver tres episodios y ya le habrás tomado cariño tanto al mandaloriano interpretado por Pedro Pascal, que aquí construye a un tipo duro pero con corazón, como a la que ha sido la gran sensación de internet, el irresistiblemente tierno Baby Yoda. Además, los escenarios están perfectamente construidos y ambientados, ya que desprenden esa vibra de western espacial.

mando con bebe 3

La serie tiene un nivel de producción cercano a una película, los efectos especiales son de primer nivel, ya sean naves, especies alienígenas monstruosas o disparos láser, todo se mira y suena fantástico. En la música no podemos dejar de mencionar la presencia de Ludwig Göransson, compositor que ganó el Óscar no hace mucho por su trabajo en Black Panther y que de nuevo entrega una banda sonora que no solo ambienta, también se queda en la memoria y le aporta identidad al programa.

En resumen, The Mandalorian es una gran producción, que no le pide nada a cualquier película hollywoodense, pero si por algo sobresale en esta época dorada de las series, es porque tiene corazón y unos personajes desde ya memorables, definitivamente, this is the way.  

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.