Muchas veces se subestima el gran cambio que ha supuesto la expansión del pop, y con eso nos referimos a que en la radio ya no es raro escuchar artistas más diversos. Hace 30 años sería sorprendente ver en las listas de lo más sonado canciones como Señorita de Camila Cabello o I like it de Cardi B. No solo por tener letras parcialmente en español, porque eso ya había pasado con, por poner un ejemplo, La isla bonita, lanzada por Madonna en 1986; sino por el origen de los artistas, que son, sino directamente latinos, por lo menos descendientes de estos.

Hablar del ascenso del pop latino en una entrada sobre el kpop tiene sentido porque si algo nos han mostrado estos últimos años, es que la próxima oleada de hits podrían venir de Corea.

Y es que unos podrían pensar que las propuestas coreanas son solo refritos de los Backstreet Boys, las Spice Girls y cualquier grupo juvenil de pop fácil y pulcramente producido; pero grupos como Big Bang, Girls Generation o el que quizás sea el mayor embajador actual de esta música, BTS, se mueven por códigos, reglas y tradiciones muy diferentes a las de las bandas anglosajonas.

El éxito del kpop no es casualidad, es algo que apela al público de todo el mundo desde la perfección: en los peinados, en las coreografías, en los estribillos, en los vídeos musicales. Muchos dirán aquí si acaso no era eso lo que hacían New Kids On the Block o NSYNC. La respuesta es que sí, pero no lo hacían de forma tan milimétrica como los coreanos lo hacen. Primero, porque las productoras que manejan a los grupos de kpop están volcadas a que todo salga lo más impecablemente posible y segundo, porque ser integrante de un grupo como BTS es comprometerte a entregar tu vida al espectáculo por digamos, mínimo cinco años.

Es cierto que como todo grupo juvenil, los de pop coreano prescinden de una gran visión autoral, pero eso lo llenan con carisma e historias de amor con las que cualquiera se puede identificar.

Poco a poco los grupos de Kpop se van asentando en los mercados de Occidente y por poner dos grandes ejemplos, BTS acaba de estar en los Grammy 2020 junto a LiL Nas X y las chicas de BLACKPINK fueron las primeras del género en aparecer en Coachella durante la edición del año pasado, lo que nos dice que esto apenas comienza.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.