Estamos por llegar a la mitad del 2020 y artistas como The 1975, Against All Logic, The Weeknd, Fiona Apple y J Balvin se han encargado de entregar sus nuevos proyectos para darle un poco de brillo a estos tiempos difíciles.

Se habla mucho sobre los lanzamientos pendientes de grandes nombres como Lady Gaga, The Killers, Oliver Tree, Kid Cudi, inclusive el mismo Kanye West se encuentra trabajando en un nuevo disco; sin embargo, existe un artista que, según su misma disquera confirma, está más cerca que nunca de regresar y no podemos referirnos a nadie más y nada menos que Kendrick Lamar.

Como el ave fénix, resurge desde las cenizas literalmente cuando el lo desea y siempre se ha caracterizado por mantenerse alejado de los reflectores y redes sociales cuando es momento de trabajar; fue en 2017 cuando DAMN. su último proyecto salió a la luz y en 2018 cuando fue el encargado de orquestar el soundtrack para la película Black Panther… Pero bueno, eso ya es cosa del pasado que dejó un par de premios Grammy y un Pulitzer en 2018, así como un premio Oscar en 2019.

Fue el domingo pasado cuando una luz de esperanza salió entre la neblina, misma luz que era lanzada por Anthony “Top Dawg” Tiffith -creador de Top Dawg Entertainment- durante una transmisión en vivo por Instagram en la que, sin razón alguna, dejó un comentario inesperado:

Captura de Pantalla 2020-05-23 a la(s) 3.18.53

Y si a esto sumamos el factor de que, a principios de año Bill Werde -columnista para Billboard- afirmó que muchas personas que se encuentran en la industria de la música, le confirmaron que el nuevo álbum de Lamar contenía una dosis fuerte de Rock & Roll:

Captura de Pantalla 2020-05-23 a la(s) 3.22.12

Aun tomando en cuenta estos factores, Kendrick Lamar sigue inactivo en sus redes sociales sin existir huella de alguna fecha tentativa para su regreso.

Es por esto que el día de hoy, aunque es difícil ya que consideramos que Kendrick no tiene malos discos, Visualize Magazine se dio a la tarea de rankear los proyectos del nativo de Compton. En esta ocasión dejando de lado los mixtapes como Overly Dedicated, C4 o No Sleep ‘Till NYC junto a Jay Rock… ¡Comencemos!

5- Section. 80 (2011)

Mejores tracks: A.D.H.D., Rigamortus, Keisha’s Song (Her Pain) y HiiiPower.

Section.80 fue el disco que llevó a Kendrick Lamar a firmar con Interscope y no es para menos ya que desde el momento uno reflejó sus ideales bajo las letras que van desde la adicción al crack, el racismo, la política y los medicamentos hoy en día; sin embargo, Lamar se encontraba navegando por un océano enorme en busca de respuestas donde sus principales aliados era su disquera Top Dawg Entertainment, Black Hippy, sus letras y su fluidez en el micrófono.

4- Untitled Unmastered (2016)

Mejores tracks: untitled 02, untitled 03 y untitled 07.

Inesperadamente, Lamar lanzó Untitled Unmastered como una recopilación de demos que nunca fueron lanzados durante el proceso creativo de To Pimp a Butterfly; este disco muestra las facetas en las que el rapero de Compton es capaz de adaptarse a diferentes estilos, en este caso, el jazz y el soul destacan en la producción.

3- DAMN. (2017)

Mejores tracks: DNA, LUST, HUMBLE y DUCKWORTH.

Fue en 2017 cuando salió a la luz y comienza con Lamar narrando una historia en la que termina siendo asesinado por una mujer para dar paso a DNA y fue justo ahí donde entendimos que este álbum venía a desafiar cualquier estándar que el mismo había establecido.

Aun recordamos el día en que salió el tracklist de DAMN. y no leíamos la colaboración con J. Cole que todos esperábamos, sin embargo, podíamos leer el nombre de – en aquel entonces – un desconocido Zacari en LOVE, de igual forma observábamos a Rihanna en LOYALTY, pero todo cambió cuando leímos U2¿U2 de Bono colaborando con Kendrick Lamar? Debemos estar soñando, pensamos en aquel entonces.

El resultado final de este disco es sin duda el producto más maduro de Lamar después de haber pasado por los ritmos del jazz, el funk y los verdaderos instrumentales del rap a cargo de Dr. Dre.

2- good kid, m.A.A.d city (2012)

Mejores tracks: B*tch Don’t Kill My Vibe, Money Trees, Sing About Me, I’m Dying of Thirst, Real y Swimming Pools.

Probablemente cuando la carrera de Kendrick Lamar llegue a su fin, este disco será considerado como el All Eyez On Me o el Ready To Die de nuestra era; good kid, m.A.A.d city se grabó en California y logró reunir a la elite de la industria como Dr. Dre, Just Blaze, Pharrell Williams, Terrace Martin, entre otros, esto con el fin de englobar la verdadera esencia de la costa oeste y el rap consciente.

Durante esta aventura de más de una hora y media, Lamar se consagró como el comandante de la nueva escuela del rap y silenciando a los críticos que no esperaban calidad por parte del rapero después de Section.80; sin duda, este álbum logra colarse entre el top 10 discos de Hip-Hop de toda la historia.

1- To Pimp a Butterfly (2015)

Mejores tracks: King Kunta, These Walls, U, How Much a Dollar Cost, I, y Mortal Man. 

To Pimp a Butterfly es UN proyecto de consciencia, calidad, congruencia y sobre todo de alto impacto para la sociedad; durante el contexto en el que se desarrolló este álbum, desgraciadamente innumerables asesinatos afroamericanos aparecieron a la orden del día y canciones como Alright significaron una señal de unión y esperanza, convirtiéndose en el himno de todo un país que luchaba en contra del racismo y un sistema policíaco opresor.

Dejando de lado el significado del álbum, instrumentalmente Kendrick Lamar sorprendió con las inspiraciones en el jazz y el funk principalmente, mismo que puede ser apreciado en su máximo esplendor en canciones como These Walls y Complexion; una de las canciones más infravaloradas de este disco es U, un track que desafía las habilidades Lamar donde interpreta la canción simulando estar en un alto estado de ebriedad, canción que hace contraste a i.

Muchas personas podrían cuestionar la decisión de establecer a To Pimp a Butterfly en la cúspide de Lamar, pero este disco es el más arriesgado en su carrera ya que después de venir de un clásico como G.K.M.C, pudo simplemente seguir con la misma fórmula y no reinventarse; además, el impacto cultural que este disco tuvo en 2015, vale más que cualquier premio, récord de ventas o crítica de la industria… Este disco es la voz de los que no pueden hablar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.