Escrito por: Aneth Martinez

¿Cómo sería la cultura pop sin las influencias de los alucinógenos? ¿Existiría el disco Revolver de The Beatles?, ¿Pink Floyd sería lo que conocemos hoy en día sin las ideas de Syd Barrett?, ¿El mundo sería el mismo sin la ideología de Timothy Leary que sigue inspirando a masas hoy en día?

La llegada del LSD a Estados Unidos en los 60s, brindó un escape a los problemas sociales y generó una contracultura basada en el abuso de las drogas, esparciéndose hasta el Reino Unido y el resto de Europa.

Dentro de los ámbitos más influenciados por alucinógenos está la música y esto puede ser ya que su consumo genera respuestas sinestésicas, por ejemplo, ver los sonidos como colores, patrones y formas o percibir tacto en alguna parte del cuerpo al saborear un alimento.

En una entrevista con Rolling Stone, John Lennon narró su primera experiencia con LSD junto con George Harrison, donde el dentista de Harrison, puso ácido a las bebidas de ambos y de sus esposas durante una cena, sin que ellos supieran. Debido a que la vivencia fue “aterradora pero fantástica”, ambos intentaron convencer a Paul McCartney y Ringo Starr de probar alucinógenos ya que se sentían en otro nivel tanto artístico como espiritual y no les era fácil concordar en ideas.

Fue tanto el impacto de esta sustancia, que después de su consumo generaron material como los icónicos Yellow Submarine y Eleanor Rigby del disco Revolver de 1966 y que después de este, ya nada fue igual, siguiéndoles los icónico Sgt. Pepper’s … y Magical Mystery Tour, ambos de 1967.

Les dejamos la entrevista con Rolling Stone de John Lennon sobre su primer viaje en ácido.

Se dice que mientras Jimi Hendrix tocaba en vivo, solía poner LSD bajo su pañuelo de la cabeza para que descendiera a través del sudor e ingresara en su organismo. Cuentan que consumía este tipo de drogas para obtener una comprensión más profunda de sí mismo, de su ser espiritual y del mundo musical.

Hendrix quería que su conciencia se alterara por todo lo que pudiera traerle y, en consecuencia, que pudiera llevarle a su audiencia. A pesar de que su carrera profesional solo duró cuatro años, Hendrix nunca aceptó el estilo de conformidad y rigidez impuesto, siempre había querido romper barreras y moldes, y lo hizo tanto musical, cultural y espiritualmente.

lyedmrjexfmy

Los álbumes Are You Experienced y Axis: Bold As Love que son de sus materiales más destacados, eran tan especiales en su momento (y lo siguen siendo) por la avanzada tecnología utilizada para la producción, las letras de las canciones y la sinergia entre la banda.

Podemos disfrutar de la onda psicodélica en los sonidos ácidos, las composiciones en la guitarra de Hendrix e incluso en el arte de los discos, como en Axis … en la que podemos observar una pintura bastante extravagante basada en un dios de la India, pero con la cara de Hendrix y la de miembros de la banda.

Podemos ver las influencias incluso en bandas más actuales, como lo son The Flaming Lips, banda con una trayectoria de 37 años que cuentan con más de 15 álbumes, todos con gran influencia de rock psicodélico como At War With The Mystics y que tanto el arte de los álbumes, como los conceptos en los videos musicales y las presentaciones en vivo de esta banda están llenos de colores, formas, visuales y ediciones bastante excéntricas.

The Flaming Lips son veteranos con una trayectoria de lo más extravagante y hasta cierto punto un poco bizarra, como cuando en el 2014 realizaron el video Blonde Superfreak Steals The Magic Brain, protagonizado por Miley Cyrus y Moby, un visual bastante ácido lleno de simbolismos detrás de la historia con bastante sentido … para ellos.

Otra de sus más curiosas ideas, fue cuando decidieron hacer un álbum colaborativo con Ke$ha y cuya mancuera llevaría el nombre de Lip$ha, pero que a último momento se canceló sin poder dar explicaciones, sin embargo, no nos quedamos con las manos vacías ya que tenemos el sencillo You must be upgrated del 2012, con el que podemos darnos una idea lo que hubiera sido Lip$ha.

Y si hablamos de psicodelia, no podemos evitar hablar de la banda australiana Tame Impala, cuya mente maestra, Kevin Parker, ha mencionado abiertamente que ha consumido tanto LSD como hongos alucinógenos desde su juventud en universidad y que podría considerar beneficioso, pero sin alentar al público a probar algún tipo de droga.

Tame Impala cuyo concepto de rock psicodélico, sonidos impresionantes con sintetizadores, arte y visuales tanto en vivo como en su material videográfico, nos permiten tener un viaje sin necesidad de consumir LSD, hongos o cualquier otro de droga y se han convertido en una de las bandas más importantes de nuestros tiempos.

Podemos disfrutar de su estilo en el video de Elephant del 2012:

Las influencias psicodélicas no son exclusivas de un género en la música, un ejemplo de que cualquiera puede obtener inspiración de la onda ácida, es Chance the Rapper, quien dice que su álbum Acid Rap del 2013, con el cual empezó a tener reconocimiento, está basado en sus experiencias con LSD y aunque ninguna de las canciones sea una declaración explícita, son temas que te ponen a pensar y cuestionarte … justo como el LSD.

61MdRNZwcgL._SL1000_

Otro ámbito influenciado por la experiencia psicodélica, es el cine, donde existen diversos filmes que nos permiten visualizar otro tipo de realidad, ya sea porque los personajes se encuentran bajos los efectos de algún alucinógeno o porque en sí, la película es un gran trip, un viaje intenso e imaginativo en el que no hay reglas y las posibilidades son ilimitadas.

Al igual que en la música, existen un sinfín de filmes relacionados con un viaje lisérgico, pero dentro de las más destacadas podemos mencionar Psych-Out, un filme de 1968 protagonizada por Jack Nicholson en sus 20’s (cuyo personaje es llamado Stoney) la cual es una película psicodélica de la era de la contracultura sobre hippies, música ácida y drogas recreativas. Psych-Out es reconocida por plasmar de una manera genuina el estilo de vida que los miembros del movimiento de la contracultura vivían durante su época.

Otro de los filmes mas representativos sobre el tema, es Fear and Loathing in Las Vegas de 1998, la cual es originalmente una novela de Hunter S. Thompson que describe incidentes autobiográficos. El filme en sí, es una sátira psicodélica de humor negro protagonizda por Benicio del Toro y Jhonny Depp, quienes interpretan a los legendarios Dr. Gonzo y Raoul Duke. Este filme relata el viaje de los protagonistas hacia Las Vegas donde sus intenciones de origen laboral y periodístico, se convierten en una exploración de la ciudad bajo las influencias de sustancias psicoactivas. Las escenas cómicas, las imágenes de un viaje colorido y la crítica social relatada, convierten a esta película, un filme de culto para su gran base de admiradores.

Existen muchas otras bandas, películas y artistas que nos muestran una propuesta bastante interesante y experimental de la psicodelia que se ha mantenido desde los años 60’s, sin embargo, ¿Cómo es que esta ola cultural se ha mantenido por tanto tiempo y por qué sigue inspirando hasta hoy en día?

Sin mencionar el uso de ciertos enteógenos en la medicina, su uso de manera recreativa sigue siendo una realidad en la actualidad y es tal vez, por el sin fin de oportunidades que puede brindar para el intento de romper esquemas ya establecidos y alterar nuestra conciencia. Las explosiones ácidas de colores, sonidos difíciles de explicar y distorsiones visuales permiten vivir un viaje, ver todo aquello que no vemos a simple vista, conocer lo que tal vez hay del otro lado y así dar respuesta y soluciones a incógnitas que los seremos humanos aún no logramos resolver.

Para los que tenemos la incertidumbre de lo que es vivir un trip ácido, Netflix nos presenta “Have a good trip: Adventures in psychedelics” un muy singular documental que tiene como invitados a A$AP Rocky, Ben Stiller, Sting y a los legendarios Anthony Bourdain y Carrie Fisher, entre muchos otros para contarnos sus anécdotas en el consumo de las drogas mencionadas.

Este documental es el producto de 11 años de trabajo de su creador y director, Donick Cary, quien durante ese tiempo realizó un sinfín de entrevistas a actores A-list, comediantes y músicos, para recabar los pros, contras, historia, impacto cultural y todas las posibilidades que pueden generar el consumo de alucinógenos.

Verdaderamente este documental es bastante singular por los visuales con los que nos narran las vivencias, consejos y aquellos bad trips que algunos llegaron a vivir.

Les dejamos el tráiler de este documental (ya disponible en Netflix), esperamos que lo disfruten y si se animan a vivir el viaje, have a good trip:

Un comentario sobre “Influencias Ácidas en la Cultura Pop”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.