Escrito por: Gabriel Franco Villanueva

Este mes terminó la temporada treinta y uno de Los Simpson y si algo se puede decir de esta serie es que ya no es lo que era, todos lo saben, y mucho se ha hablado sobre en qué punto esto pasó, que si en un cierto capítulo o en una cierta temporada. La realidad es que elegir un punto en específico es difícil, ya que al ser una serie tan aclamada, icónica y con un número enorme de capítulos la elección del momento crítico para la serie queda a juicio de cada quien, a pesar de que hay una generalización en la que la gran mayoría concuerda: las primeras temporadas son las mejores y las nuevas son cada vez peor, pero y ¿qué tal la película?

A2BBC6F7E1EE16B47E92F82BBED5971A2A6B2301C3DFF4ADEF5314DBAA12111F

A pesar de haber salido hace más de una década es curioso el poco impacto que la película de la familia animada más querida del mundo tuvo en prácticamente todos, pues cuando se habla de mejores películas animadas no sale a colación, tampoco cuando se habla de las peores ni hasta cuando se habla de Los Simpson en general. La razón puede ser porque es una película bastante regular y con nada nuevo para ofrecer, pero para entender por qué debemos indagar en la realización de este largometraje.

Una película basada en la serie es una idea que Matt Groening tuvo en la mente desde las etapas tempranas del show, con declaraciones que datan de 1991. Este quería hacerla después de que la serie concluyera, pero como todos sabemos su popularidad evitó por mucho tiempo que esta fuera terminada, por lo cual resultaba imposible trabajar en la serie y en la película al mismo tiempo incluso cuando tenían ocho escritores y cinco directores, entonces el tiempo fue pasando y la idea de lo que debería tratar la película fue cambiando.

Screen-Shot-2019-07-22-at-12.07.36-PM

Una de las primeras ideas vino de parte del productor James L. Brooks, quien después de ver el capítulo “Kamp Krusty” sugirió hacer la trama de este la de la película; desgraciadamente para él este fue un capítulo en el que los escritores trabajaron mucho para poder llenar el tiempo mínimo que FOX pedía para la transmisión, tanto que tuvieron que añadir un verso extra en la canción de ese capítulo para poder llegar a la meta. Fue el productor y escritor Al Jean quien le dijo a Brooks que si no podían llenar dieciocho minutos con esa trama mucho menos podrían con ochenta. Curiosamente muchas ideas propuestas para la película terminarían siendo descartadas pero utilizadas para episodios futuros.

Hubo un tiempo en que un video de YouTube se hizo muy popular pues se compartía con la premisa (al menos a mí me tocó así) de que era un tráiler de la película de Los Simpson, lo fascinante es que era una versión live action del intro, lo triste es que era una publicidad del Reino Unido para la serie. Pocos saben que en realidad estuvimos muy cerca de tener una película con actores reales sobre Troy McClure, el actor que sale en incontables películas en el universo amarillo, una propuesta que hizo su actor de doblaje Phil Hartman y que contra todo pronóstico fue increíblemente apoyada por los productores de la serie y sus compañeros de doblaje quienes se ofrecieron para ayudarlo a convencer a la FOX; por desgracia todo esto se descartó cuando Phil fue asesinado en 1998, cosa que también llevó a sus personajes Lionel Hutz y el mismo Troy a ser retirados por respeto y en su honor llamaron Philip al protagonista de Futurama.

También entre tanta lluvia de ideas Matt Groening quiso hacer un musical totalmente influenciado por lo que había hecho South Park en 1999 con su película, la cual le valió una nominación al Oscar en la categoría de “Mejor Canción Original”, cosa que no pasó por el miedo que tenían los escritores de que la gente se aburriera con tantas canciones lo que llevo a cortarlas cada vez más hasta convencerse de que no estaba funcionando.

Mucho se habló de la película de Los Simpson, desde rumores a inicios de los dos mil de una versión live action con Macaulay Culkin como Bart, hasta el propio Groening confirmando que quería una fusión entre su serie y la aclamada “Fantasia” de Disney, cosa que nunca se concretó porque ninguna trama le convenció. Esta película pudo haber sido muchas cosas pero lo que más importa es que pudo ser una forma de restablecer su legado, el que actualmente está manchado, pues si lo ponemos en perspectiva ya hay más capítulos malos que buenos y queda como una serie de baja calidad frente a otras más consistentes. Redimirse era cosa de una vez, si sale otra película de Los Simpson no creo que tenga el mismo impacto que esta pudo tener pues no está ni cerca de lograr lo increíblemente inteligente, icónica y memorable que fue la serie en sus mejores días aunque creo que pudo haber una forma de lograr eso:

2856f595c356a066aec87c488fea3c57

La muerte del abuelo: Una película con esa simple trama, pequeña en comparación a la que tuvimos y que significara algo para la familia. Un escenario donde esa muerte haría reflexionar a Homero sobre su familia y su papel en esta (cosa que se intenta en la película) al ver cómo trató a su padre y entrar en crisis por caer en cuenta que fue un mal hijo. A su vez Bart se cuestionaria la relación con su padre (cosa que se intenta en la película) al ver en perspectiva la que el suyo tuvo con su abuelo; Marge cuestiona su matrimonio (cosa que se intenta en la película) por la reacción tan fuerte de Homero ante la situación, mientras Lisa es testigo de todo esto y decide tomar cartas en el asunto intentando conocer más sobre la vida del abuelo y la infancia de su papá (cosa que no intentan en la película pues Lisa solo está en ella para quejarse y enamorarse de un personaje sin persona) que culmina en Los Simpson redescubriendo su valor como familia y el cariño que le tenían al abuelo.

Esta es solo una fantasía, al final las circunstancias cambiaron por que la serie cambió, finalmente en 2003 se comenzó a trabajar en el guión de la película que llegamos a ver, con más de ciento cincuenta y ocho reescrituras, hubo mucha gente interesada en trabajar en ella, desde antiguos escritores como Conan O’Brien hasta el famosísimo Brad Bird, y aunque Groening intentó todas las ideas antes mencionadas para no caer en el cliché de hacer un capítulo de noventa minutos el resultado final fue eso, varios capítulos forzados en una trama que engloba muchos de los peores elementos que actualmente tiene la serie: una trama increíblemente ridícula sin razón alguna, personajes nuevos que no tienen ningún tipo de influencia sobre los personajes y la deshumanización de la familia más querida de la televisión, que aunque destaca entre lo que vendría después no tuvo lo necesario para conectar con la gente como lo que estuvo mucho antes, por eso muy poco se habla de ella, por que pudo ser muchas cosas pero terminó por ser ninguna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.