Este texto está dedicado a Giovanni López, George Floyd y cualquier hermanx que haya sufrido bajo el yugo de las tendencias fascistas de su país y su fuerza de seguridad.

Escrito por Sergio Ortiz

Antes que odiar a los policías fuera un cliché del Hip Hop, antes que los corridos contaran la leyenda de Malverde, antes de que policías golpearan brutalmente a uno de los maestros del jazz Miles Davis, los sentimientos anti fascistas y anti Policía ya iban de la mano con la música, independientemente del país o el género musical.

El nacimiento de la industria del disco a principios del siglo veinte y su globalización para mitad del mismo le dio una voz a muchos músicos que décadas atrás no hubieran tenido oportunidad para expresarse a un circulo tan grande. La radio y la música grabada fueron grandes aliados de la transmisión de mensajes e ideas.

El corrido en México empezó como un medio de comunicación oral a falta de medios masivos de comunicación y en si, el género no es lo que considero contestatario, tampoco su evolución, el narcocorrido; sino del sentimiento de donde se generan estas fantasías, la mayor de estas sería Malverde, quien es considerado un pseudo-santo por muchos, mayormente narcotraficantes del norte de México. La leyenda lo describe como un Robin Hood mexicano, que le robaba a los ricos para darle a los pobres, que además terminó asesinado y colgado por policías locales en 1909.

Si entendiéramos el contexto de México en ese momento, entenderíamos su existencia; estamos en el Porfiriato, llegan los ferrocarriles a Sinaloa haciendo crecer económicamente al estado agricultor, pero solo enriqueciendo a la elite dueña. Este contexto daría sentido al porque nacería la leyenda de un bandido que rompía el sistema y que moría como mártir a manos de los policías, el enemigo usual del mexicano y por ende de estos personajes; desde ahí empezaría la semilla del narcocorrido, canciones de bandidos, tanto ficcionales como reales, que le ganaban al sistema y obtenían lo que querían.

images (90)

Obviamente el sentimiento contestatario se queda en el origen, ya que la cultura que celebra al narco es más un síntoma de las problemáticas, que a diferencia de los géneros anteriores no intenta criticarlas o explicarlas, sino celebrarlas la mayoría de las veces. Los representantes del norteño con esta variación serían varios, ya que sigue vigente hasta el día de hoy: Los tigres del Norte, Los Tucanes de Tijuana, Chalino Sánchez, entre muchos otros, que intentarían salir de la pobreza y opresión a su manera.

Tenemos la ola de punk en Estados Unidos a finales de los 70s y principios de los 80s, justo a tiempo para la presidencia de Ronald Reagan. Bandas como Los Bad Brains, Minor Threat, Los Cro-Mags en el Este, los Dead Kennedys, X y Black Flag en California, todas estas agrupaciones tienen en común su desdén por la autoridad y el Estado, cada una con sus himnos anti sistema, pero más específicamente, todos cuentan con temas anti-fascismo y anti-policía. El ejemplo más directo sería el cover de “I Fought the Law” por los Dead Kennedys, que mas que un cover era una adaptación, ya que el significado de la canción fue cambiado a un comentario sobre el asesinato de Harvey Milk, el primer hombre abiertamente homosexual en ser aceptado en un cargo público, siendo este en la Junta de supervisores de San Fransisco; la otra víctima fue el alcalde de San Fransisco, George Moscone. Ambos fueron asesinados a sangre fría por Dan White, político, ex policía y ex militar, quien fue sentenciado a siete años de los cuales solo sirvió cinco. La canción es una expresión sobre la frustración hacia la falta de justicia en los crímenes perpetrados por policías o ex policías, es decir, el escudo que se les da por ser parte de ese grupo. El movimiento Punk eventualmente murió, pero algunos ecos todavía pueden escucharse esparcidos por el mundo, de gente enojada por los mismos problemas cuarenta años después.

Mientras el punk hablaba de muchas de las problemáticas, tenía varias grietas, ya que era representado mayormente por hombres blancos, lo cual cerraba mucho el círculo de problemáticas que podían discutirse o entenderse completamente. Esto cambió en 1987 cuando Ice-T lanzó su primer álbum, “Rhyme Pays”, ese álbum y mas específicamente la canción “6 ´N the Morning” es considerado el principio del generó Gangster Rap, una versión más explícita, violenta y honesta del Hip Hop, basada la mayoría del tiempo en las tragedias ocurridas en la vida afroamericana; muchos de sus representantes siguen activos, criticando las mismas problemáticas que siguen presentes en la sociedad, artistas y agrupaciones como NWA, el mismo Ice T, Too Short y Run-D.M.C.

La canción más representativa de la época seria “Fuck Tha Police” de NWA, un tema contra la violencia racial policíaca, sonado desde su lanzamiento hasta el día actual como himno de inconformidad, -no es como que les falten razones-. Esta época del rap también es recordada por el caso de agresión policíaca hacia Rodney King, el cual no sería ni el primero ni el último de estos casos de abuso policiaco sin repercusiones reales. Después de que los cuatro policías culpables del apaleamiento fueran declarados inocentes tomaron lugar los Disturbios del 92, seis días de disturbios resultando en 63 muertos y 2000 heridos.

Y entre más pasaron los años la música se hizo universalmente accesible, como consumidor y creador, dándole voz a millones y abriendo aún más el circulo de gente que puede hablar de las problemáticas que los consumen.

Muchos de estos géneros mencionados evolucionaron a versionas más diluidas de sí mismos, convirtiéndose el sentimiento antisistema en un producto más por consumir. Del 2000 para adelante ser anti sistema era lo cool, el día de hoy puedes encontrar bandas punk o raperos donde hablar contra el sistema es nada más una cajita que marcar, pero los sentimientos que nacieron de esos géneros pueden sentirse hasta el día de hoy. Es inevitable que todavía exista música que critica el sistema, ya que estas problemáticas siguen aquí y siempre hay artistas que quieren desafiar este estatus quo del que no logramos salir .

Y finalmente, hay que entender que estas canciones no son hechas en un vacío, son un calcado de la realidad de los artistas, que aunque para muchos privilegiados como yo pueden ser nada mas que canciones, para el artista y millones de personas representan su vida, sus experiencias y deberíamos tomarlas como inspiración para cambiar. Así que, si desde los 80s tenemos canciones de brutalidad policíaca y desde principios de siglo sobre corrupción, eso nos dice que estas entidades problemáticas deben ser reorganizadas y repensadas por el bien de las comunidades.

“A José le quitaron su mujer, y al pedir respuesta quisieron silenciarlo, quien le iba a explicar a él …

Que lo más hermoso de su vida se ha apagado
Ay su Fabiola se le fue, víctima de un fuego cruzado…

Que no era entre mal al bien, se andaban madreando entre el mismo cuerpo policiaco
Ahora quien le va a explicar a él que no la volverá a ver, mientras se le muere entre los brazos

Ahora quien le va a explicar a el que no la volverá a ver, culpa de idiotas jugando a los balazos…”

-NEGRØ●José

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.