Hayao_Miyazaki_cropped_3_Hayao_Miyazaki_201211

En el cine japonés casi siempre se habla de directores como Akira Kurosawa y Yasujiro Ozu, estos dos son parte de la identidad nipona y los directores más aclamados de este país, pero creo que Hayao Miyazaki merece un lugar junto a estos, cambiaría el rumbo de la animación fundando el famoso estudio Ghibli.

Al contrario de occidente en Japón se le tiene un gran respeto a la animación, es parte de la historia de su industria y no hay diferencia entre una película live action y una animada, las dos son juzgadas como iguales y no se segmentan sus públicos, en occidente se tiene la idea que la animación es dirigida a los niños con temas simples e inofensivos, son pocas las que manejan un rango más amplio de público y estas se limitan a lanzamientos más limitados, ya sea en festivales o un breve en periodo en cartelera donde son aplastadas por las grandes corporaciones como Disney.

Totoro

Hayao Miyazaki fundaría estudio Ghibli en 1985 junto a Isao Takahata y Toshio Suzuki, en este estudio existían varios mandamientos, el total control del artista y la libertad creativa, esto debido a las malas experiencias que los directores tuvieron con los otros estudios de animación, donde existía un control por parte de los estudios y a los directores se les trataba como empleados más que como artistas.

En 1997 se estrenaría una de sus mejores obras La Princesa Mononoke, su película más grande hasta el momento y con un mensaje poderoso adelantado a su época, la película fue un éxito rotundo en taquilla convirtiéndose en la película más taquillera de todos los tiempos en su país pero no llegaría a Occidente hasta dos años después.

1566115717_104790_1566115773_noticia_normal

Disney comprara los derechos de distribución bajo la subsidiaria compañía llamada MIRAMAX, esta compañía era famosa en su momento por traer el cine independiente a las alfombras rojas, el mayor ejemplo sería Tarantino. La polémica figura de Harvey Weinstein dirigía MIRAMAX y era muy conocido por decidir dónde cortar las películas hasta tener el apodo de “Harvey ScissorHands” ya que él decidía el final cut de las películas. La Princesa Mononoke era famosa por su longitud al tener 2 horas con 14 minutos de duración, algo sumamente raro en el rubro de la animación donde se acostumbrar a que las películas no sobrepasen el límite de la hora y media. Harvey de manera agresiva demandó que la película fuera cortada para poder venderla como una cinta de acción, estudio Ghibli se rehusó y en respuesta mandaron una katana a las oficinas de MIRAMAX con un mensaje simple y claro “No Cuts”. Miyazaki le declararía la guerra a uno de los hombres más poderosos de todo Hollywood. La película tuvo su estreno en 1999 sin cortes ni modificaciones. Triunfo para Miyazaki.

Miyazaki es conocido como un director estricto y duro que no se deja manipular por ningún estudio y goza de ser uno de los mejores líderes al tratar al resto de animadores e ilustradores como artistas y no como empleados. Miyazaki junto a sus colegas nos han regalado muchísimas películas innovadoras, profundas y sinceras que desafían el status quo de los estudios convencionales de animación, hombres libres haciendo películas sobre la libertad.

Recomendaciones de estudio Ghibli:

  • La Tumba de las Luciérnagas – Isao Takahata
  • Se Levanta el Cielo – Hayao Miyazaki
  • La Cuendo de la Princesa Kaguya – Isao Takahata
  • El Viaje de Chihiro – Hayao Miyazaki

Disponibles en Netflix

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.