El año 2004 marcó el inicio de un fenómeno mundial que hoy por hoy, controla gran parte  del rumbo en la industria de la música. Cada vez surgen nuevos exponentes del reggaetón que rompen la pista de baile y alcanzan números de reproducciones fuera de este mundo.

Pero como todo, siempre hay un pionero que incentivó e inspiro a toda una nueva ola de artistas de todos los barrios de Latinoamérica y hablamos del Big Boss, el puertorriqueño Daddy Yankee.

ezgif-6-938dc43b5479

En el marco del 16vo aniversario de Barrio Fino, el tercer álbum de estudio de Yankee, podríamos afirmar que este proyecto se convirtió en el motor que internacionalizaría el género por todo el mundo. El interprete junto a sus ritmos del reggaetón, hip-hop y salsa, logró convertirse en el primer artista del reggaetón en debutar en el primer lugar de la lista de Billboard Top Latin Albums y todos sabemos la razón del éxito mundial de este álbum… Barrio Fino venía cargado con tanque lleno.

Al mundo le faltaba un poco de Gasolina… ¿O quizás mucha? 

En su natal Puerto Rico, el dicho “A mí me gusta la gasolina, dame más gasolina” es como decir en México “El que es Perico, donde quiera es verde”, osea, una frase del día a día.

Inspirado por este dicho popular de su país, literalmente solo agregó la instrumental más pegajosa que posiblemente se ha producido en la historia de la música.

Existen muchas interpretaciones respecto a este track, sin embargo, el Big Boss asegura que la canción no busca realizar algún tipo de metáforas haciendo alusión al consumo de drogas, alcohol o cualquier sustancia adictiva, si no, simplemente hace referencia al barrio boricua que lo vio nacer.

La gasolina ayudó a Daddy Yankee a posicionarse en los top de los ránkings musicales de Estados Unidos, Suiza, Alemania, Italia, Austria e Irlanda, y por supuesto todo el continente americano; en 2018, la revista Rolling Stone lanzó el listado de las 100 mejores canciones del siglo, en la cual, Yankee logró colarse en el número 100 con este track.

Lo que pasó, pasa y pasará

Una vez teniendo al genero en el espectro mundial, Daddy Yankee tenía que seguir la misma fórmula y replicarla con la ayuda de exponentes como Don Omar, Wisin y Yandel, Nicky Jam, Chino y Nacho y un joven que recién daba sus destellos en un colectivo de rap conocido como J Balvin.

El éxito seguía y seguía en acenso con el paso de los años, ya que el Jefe tenía la receta para lanzar temas adictivos como Rompe en 2005, Ella Me Levantó a finales del 2007 o Pose y Llamado de Emergencia en 2008 con su álbum Talento de Barrio.

De igual forma, llegarían un par de colaboraciones con artistas de la escena internacional, tal fue el caso de Gangsta Zone junto al referente del rap californiano, Snoop Dogg:

Vigente Hasta la Fecha y Respetado por Todos

Cuando uno piensa en Daddy Yankee, automáticamente viene a nuestra cabeza Gasolina o más posiblemente, las nuevas generaciones piensen en su colaboración junto a Luis Fonsi en Despacito.

Sin embargo, el legado del Big Boss va más allá de eso, de no ser por Barrio Fino, posiblemente no conociéramos a J Balvin, Bad Bunny, Ozuna o al sinfín de exponentes que cada vez aportan más y más al género.

Actualmente, J Balvin es el artista con más reproducciones en todo el mundo, de todos los géneros y de toda la historia, sin embargo, Balvin asegura que de no ser por Yankee, J Balvin no existiría, comentó en Premios Lo Nuestro durante un Homenaje a Daddy Yankee:

“Yo, mis amigos y mis colegas, el mundo te agradece porque sin Daddy Yankee no habría reggaetón en el mundo como lo hace… pero yo sabía que tenía un plan y era dejarme inspirar por lo que has hecho y tu legado… Y no existiría un J Balvin si no fuera por Daddy Yankee, ni ninguno de nosotros, así que a todo señor, todo honor… Muchas veces esperamos a que la gente se vaya de este planeta para decirles lo grande que son, yo aprovecho para decirte de frente, gracias por lo que has hecho por nosotros, gracias.”

Barrio Fino puede ser considerado por los ajenos al género como un disco más de canciones para la fiesta, pero existe un factor que pocos proyectos musicales alcanzan en algún punto y hablamos de la trascendencia.

La trascendencia en cuanto a números conseguidos, el reflejo económico para el artista y sobretodo, la trascendencia de llevar al género del reggaetón a la plataforma mundial que es hoy en día o que mejor explicación, que por parte del Big Boss:

«Un álbum que cambió la cultura en todo el mundo, un álbum que rompió fronteras, un cambio de juego en la industria de la música y un álbum que abrió las puertas a la música de Reggaetón y el Movimiento Urbano en todo el mundo.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.