Escrito por José Cortez

Cuando terminamos de ver una película o una serie que disfrutamos, por lo general deseamos saber más de la historia que tanto nos atrapó y esperamos una continuación a la historia que acabamos de ver, pero, ¿es una buena idea?, en este escrito veremos algunos ejemplos de secuelas que fueron un éxito y le trajeron reconocimiento y prestigio a la saga, y de otras que, tal vez lo mejor era dejarlo así nada más.

La secuela (en lo que respecta a esta nota) la podemos entender como cualquier historia que da continuación a una obra ya acabada dentro del mismo contexto y universo, pero situada en tiempos posteriores. Una vez entendido esto nos podemos preguntar, ¿es necesaria una secuela para alguna trama que no se resolvió?, la respuesta lógica sería que sí, pero en muchas ocasiones el resultado de esto ha molestado a más de uno que considera que con una mala secuela puede arruinar el concepto que ya se tenía de una serie o película que había sido muy bien recibida.

Casos de exito, desde mafiosos hasta enmascarados

Batman: The Dark Knight, The Godfather II, Terminator 2, The Silence of the Lambs, Star Wars: The Empire Strikes Back, son algunos ejemplos de secuelas que alcanzaron el mismo rango de reconocimiento y aceptación y en ciertos casos, incluso mayor que la obra original. En estas películas podemos ver como una secuela es llevada de forma correcta ya que se piensa en un guion que agrade y siempre con la idea de mejorar el universo que ya se había planteado previamente con la primera obra, esto depende obviamente de los escritores y productores que pongan de su parte para crear una continuación digna a un trabajo anterior, como en el caso de las películas mencionadas que tuvieron un mejor recibimiento por parte de la audiencia y de la crítica especializada que elogió la manera de darle continuación a la historia.

empire strikes

Sin embargo, estos son casos de éxito particular, ya que en su mayoría las secuelas suelen ser consideradas de muy baja calidad a diferencia de su antecesora, esto sucede cuando una película causa mucha atención y revuelo haciendo que los guionistas y productores quieran aprovechar la emoción de la gente para poder lanzar secuelas sin un argumento sólido, con una trama más sencilla e incluso, con otros actores tomando el lugar de los personajes que fueron recreados por otros.

La secuelitis ataca

El ejemplo más práctico y nostálgico que se me podría ocurrir sería la saga de “Home Alone”, que aunque tuvo 2 películas muy taquilleras que la mayoría hemos visto, debido a que los actores no se prestaron para realizar más entregas, y viendo que la estrella de la película Macaulay Culkin ya había crecido, decidieron lanzar más de 2 secuelas con otros actores interpretando al pequeño Kevin Mcallister que no alcanzaron ni por poco la fama ni éxito que gozaron las dos primeras películas.

home alone 4
El pequeño Mike Weinberg en Home Alone 4, interpretando el personaje que hizo famoso Macaulay Culkin a inicios de los 90s

Muchos conocemos la gran y oscura película “American Psycho”, en la cual Christian Bale encarna a Patrick Bateman, un joven y exitoso empresario que bajo su máscara ante la sociedad, oculta a un ser obsesivo, con tendencias psicópatas y una sed de sangre, pero, ¿sabías que American Psycho cuenta con una secuela?; 2 años después del lanzamiento de la primera entrega que fascinó a muchos por sus escenas violentas y su sombría narrativa, se estrenó “American Psycho 2” protagonizada por la actriz Mila Kunis, la película fue tan mal recibida y tan fuertemente criticada que expertos en el mundo del cine la clasificaron como una de las peores secuelas jamás hechas en la historia por su pobre guion y su poca relevancia ante una historia que había atrapado a muchos.

Las dos últimas películas mencionadas son claros ejemplos de una ambición enorme pero muy poco sustentada, todos estamos de acuerdo que toda historia debe tener un final y que muchas veces, preferimos quedarnos con esa conclusión que exprimir de más algo que es bueno tal como es.

También debemos considerar las sagas que han tenido tanto éxito con sus primeras películas que conforme avanzan los años sacan más y más secuelas que más que aportarle algo a la trama solo van diluyendo la esencia de la historia original, esto suele darse mucho en el mundo del cine de terror, las sagas de asesinos seriales como lo son “Nightmare on Elm’s Street”, “Friday the 13th”, “Halloween”, “Child’s Play (Chucky), son algunos ejemplos de franquicias que hasta el día de hoy son sobre explotadas de manera irracional dándole vueltas a la misma historia y fastidiando cada vez más a los fans que miraron las primeras entregas.

Planteando todo esto volvemos a la pregunta que titula este escrito: ¿la secuela es una buena idea?, no hay una respuesta absoluta o definitiva, ya que varía dependiendo el caso y la historia de la que se trata, pero creo que depende mucho del final de la primera obra y de cómo retomar desde ese punto siempre pensando en la calidad del producto y de saber cuándo acabar una historia que, a final de cuentas, el público es el que le dará el reconocimiento que merece.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.