Escrito por: José Cortez 

No podemos ignorar el tema de las drogas, hoy en día son bien sabidas por todos las consecuencias que estas pueden traer a alguien, y es por esto que en este escrito analizaremos como las adicciones influyeron en la trama de películas que buscan retratar la cruda y angustiosa realidad de las drogas.

A lo largo de la historia, las películas han tratado una cantidad inmensa de temas con los cuales el espectador pueda conectar, basadas en situaciones de la vida cotidiana muchas personas han encontrado un puente de escape hacia sus problemas o escapar por un momento de su realidad, este efecto de satisfacción y reflexión, podría parecerse (hasta cierto punto y con menores medidas) al efecto de las drogas, que también es un tema muy común no solamente en nuestras propias vidas, si no en las de las personas que nos rodean, es por eso que existe una cantidad inmensa de películas con esta temática de adicción, que en la mayoría de los casos, suelen terminar mal.

1118full-goodfellas-screenshot

Como el cine, las drogas han ido evolucionando con el paso del tiempo, ya se hablaba en épocas del cine clásico de drogas tales como el opio, la cocaína y la morfina, no se trataba de lleno el tema de una adicción como tal, sino que se mostraba brevemente o se mencionaba a alguien que estaba consumiendo algún tipo de estupefaciente pero eran pocos los casos y en su mayoría, se mostraban este tipo de drogas en situaciones en donde intervenía gente de mucho dinero, que en ese entonces era la que podía sustentar el comprar este tipo de sustancias.

Estas sustancias tomaron más fuerza conforme avanzaba el tiempo y la población se incrementaba, esto hizo que por razones lógicas la demanda subiera y es por eso que conocemos tantas películas acerca de narcotraficantes y mafiosos que obtenían sus ingresos de la venta de esta mercancía. Así ,tenemos películas como “Mean Streets” (1973), “Scarface” (1983), “Once Upon a Time in America” (1984), “Goodfellas” (1990) y la saga de “The Godfather” son claros ejemplos del mundo y negocio de las drogas, pero vista desde el punto de vista de quien las vende y distribuye, y aunque eventualmente se muestran las consecuencias de sus acciones, no vemos como tal una historia centrada específicamente en este tipo de adicciones.

1553089658_87ea34329ccbaf3eaa93c40f9071539483b25fdc

A manera de ejemplo, analizaremos dos películas muy populares que se llevan 4 años entre ellas, las dos tocan con excelencia el tema de las adicciones a la droga desde el punto de vista que se espera, del consumidor.

La primer película es “Trainspotting” (1996) dirigida por Danny Boyle y protagonizada por el multifacético Ewan Mcgregor. En este pintoresco y hasta cierto punto divertido retrato, vemos a un grupo de jóvenes británicos que tienen una adicción a la heroína, y que por medio de escenas desagradables tales como ver bebés comportándose de manera bizarra, cómo es vivir con un grupo de adictos en condiciones deplorables, persecuciones y una clara referencia a la decadencia que causa la heroína en sus consumidores. Al mostrar como el protagonista se sumerge dentro del toilet de uno de los baños más asquerosamente plasmados en la historia, vemos como el efecto de esta sustancia les permite entrar a una realidad llena de paz y placer pero que con el tiempo les irá causando una serie de problemas que son tratados de una manera muy entretenida que aunque su mensaje es muy claro, incita a la curiosidad a fin de cuentas.

653182e6-c271-11e8-b2af-2b5c9250beab

Por otro lado, tenemos a “Requiem For A Dream” (2000) dirigida por Darren Aronofsky, aquí podemos ver el otro lado de la moneda en el tema de las adicciones, ya que, en la película tratada anteriormente, se nos muestra por medio de secuencias emocionantes y dinámicas, pero en esta cruda y agonizante película, vemos todo el dramatismo y repercusiones que conllevan las adicciones, aquí vemos la historia de 4 personajes principales interpretados por Jared Leto, Jennifer Connelly, Ellen Burstyn y Marlon Wayans, que poco a poco dejaran morir todos sus sueños y ambiciones (a lo que hace alusión el título de la película) por culpa de su dependencia a la heroína y a las anfetaminas.

Desde la historia de la señora Goldfarb que es una mujer viuda de la tercera edad que ansía con todo su ser aparecer en su programa favorito de concursos y que la única forma de hacerlo sería por medio de un lujoso vestido que ya no le queda, que tratará de bajar de peso por medio de “suplementos alimenticios” que no le causaran más que una ola de aluciones y sufrimiento como la historia de su hijo Harry que junto con su novia Marion y su amigo Tyrone se dedican a la venta de drogas en los barrios bajos de Brooklyn y que al encontrarse prácticamente en la pobreza y la escases de droga para satisfacer su necesidad, se hundirán dentro de un mar de tragedias y situaciones muy fuertes de apreciar que aquí, cumplen lo que se ha estado tratando durante este escrito.

Por sus fuertes e incomodas escenas y su trágico final, “Requiem For A Dream” es uno de los relatos más duros y convincentes acerca de las drogas y todos sus efectos, que ha servido tanto como para ser considerada una obra de culto como una advertencia hacia las personas que se encuentran consumiendo de manera constante cualquier tipo de estupefacientes, que al principio podrían parecer una salida a una realidad que no pinta muy bien pero que con el paso del tiempo, se convierte más bien en un callejón sin salida que crea sufrimiento tanto para la propia persona como para sus allegados.

Discutidas estas películas podemos ver tanto de un punto de vista europeo como de uno americano las diferencias culturales y la manera de sobrellevar estos casos, que si bien son retratados de manera entretenida para gustar a la audiencia, la verdad es que se busca dar (en la mayoría de los casos) el mismo mensaje de agonía y decadencia que brindan estas sustancias que afectan a millones de personas en el mundo, y el cine hace hasta cierto punto y de manera discreta una labor altruista, al enseñar por medio del arte que siempre tendremos otra salida a nuestros problemas, por eso la cantidad de películas que hay sobre el tema es inmensa pero cualquiera es válida y puede dejar una enseñanza que puede salvar más de una vida en el futuro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.