Escrito por: Gabriel Franco Villanueva

No esconderé el hecho de que uso el mes patrio como mero pretexto para recomendar estos álbumes, pues llevo un tiempo queriendo recomendar varios de estos, aun así eso no significa que este artículo no tenga una razón de ser. Los cinco discos de los que estoy a punto de hablar son muy diferentes entre sí, desde su identidad hasta su intención y géneros, con la intención de mostrar distintas caras de la música en el país. Estos no son discos underground ni artistas desconocidos pero sí creo que merecen más atención o apreciación.

1.- Eulalio Gonzáles “El Piporro” – Lo Mejor De El Piporro (1987)

Géneros: Norteño, Ranchera, Rock & Roll, Jazz.

Director, actor, intérprete y compositor son solo algunas de las cosas por las que Piporro es recordado, y obviamente tienen su justificación, pues fue una de las figuras más celebradas dentro de la época del cine de oro mexicano. Época donde pudo explotar todas esas facetas, aunque creo que muy poco se habla de la influencia de su música respecto a las fusiones que se verían posteriormente,  especialmente en el rock.

Piporro no tenía miedo de mezclar sus gustos, y por ello hay composiciones que tienen segmentos de norteño con Rock & Roll o que están influenciadas por el Jazz y el Rhythm & Blues. Como intérprete no era la excepción, pues se movió también en distintos sonidos.

Este álbum recopila muy bien todas estas vertientes; su lado más divertido, el más serio y canciones llenas de historias humorísticas que reflejan un momento en la historia donde la comedia en la música era celebrada y, por ende, tomada en serio por sus artistas, siendo Eulalio Gonzáles el que se lo tomaba con más seriedad.

Canciones para empezar:

  • “Natalio Reyes Colás” 
  • “El Ojo De Vidrio”
  • “Llorarás”
  • “Los Ojos De Pancha”.

 

2.- Control Machete – Artillería Pesada: Presenta (1999)

Géneros: Conscious Hip Hop, Latin Rap, Latin Alternative.

Después de su debut creo que nadie esperaba un álbum de carácter totalmente introspectivo y positivo. Este álbum trata muchos temas, pero casi todos tienen que ver con el crecimiento personal y mental, la unión ciudadana y la esperanza puesta en la gente que lucha por un mismo objetivo: hacer un mundo mejor para todos.

Las letras son bastante directas pero abstractas al mismo tiempo, optan por un lenguaje más “serio”, son contadas las veces en que usan alguna grosería, lo cual le da una sensación de madurez respecto a su anterior entrega.

Aunque el verdadero protagonista es Toy Selectah con sus beats llenos de ritmos latinos, que no pierden el enfoque de ser un disco de Hip Hop; dando oportunidad de brillar tanto a la música como a las voces. Uno de los mejores discos del género en México y el que tiene más personalidad dentro de la discografía de la banda, aparte de contar con invitados como integrantes de Buena Vista Social Club y Rubén Albarrán de Café Tacvba.

Canciones para empezar:

  • “Pesada”
  • “Unísono”
  • “Ileso”
  • “Danzón”

 

3.- Real De Catorce – Mis Amigos Muertos (1989)

Géneros: Blues Rock, Electric Blues.

Este es un trabajo que hay que escuchar para creer. Es (quizá) ideológicamente todo lo contrario al de Control Machete; desde el título y portada tenemos una probada de la oscuridad que rodea al álbum, el cual habla exactamente de lo que se sugiere, la muerte en sus diferentes formas.

Desde la literal (como la muerte de varios amigos de José Cruz Camargo, líder de la banda) como la metafórica ( la muerte de la generación X o la muerte de la esperanza de la gente del campo viniendo por oportunidades a la ciudad); todo envuelto en una increíble poesía llena de imágenes que hacen que estos temas cobren vida.

Y de alguna forma que no me logro explicar del todo, esto se acopla perfecto con la música. Esta tiene siempre una base de Blues, pero jamás se vuelve una limitante, pues se agregan elementos de Jazz, Rock sinfónico, Reggae, Rock progresivo, Country, etcétera.

Estos sonidos se adhieren con tanta naturalidad que, a primeras escuchas, ni los notas. Uno de los trabajos mexicanos más ricos en lírica e instrumentación, algo corto respecto a su duración pero que le beneficia por no desperdiciar ningún segundo.

Canciones para empezar:

  • “Radio Morir”
  • “Recargado”
  • “Barcos”
  • “Botellas De Mar”

4.- Guadalupe Trigo – Mi Ciudad (1971)

Géneros: Ranchera, Mariachi, Chamber Folk.

Su nombre real era José Alfonso Ontiveros Carrillo y es el compositor de “Mi Ciudad” (una canción que ha sido interpretada por muchos otros artistas) pero por alguna razón no es tan conocido. Se lo adjudico a la popularidad de muchos de sus contemporáneos, quizá a él le tocó ser el que se perdió entre todos ellos; o chance no pudo terminar de establecerse gracias a su repentina muerte en 1982 en un accidente de auto.

Este es un álbum que merece ser escuchado. La voz de Guadalupe es tan placentera para los oídos que no me cuadra su falta de exposición, pues aparte tiene una lírica impresionante; crea retratos poéticos de México y su estado natal: Yucatán, acompañados de música llena de pasajes orquestales bastante impresionantes por su entrega tan cuidadosa, pues ningún instrumento parece estar demás y siempre suena en el momento correcto. Cualidad que le da al producto entero una cohesión entre sus composiciones.

Ojalá esta recomendación acerque a más gente a Guadalupe Trigo, un compositor que incluso después de su muerte se rehúsa a morir.

Canciones para empezar:

  • “Mi Ciudad”
  • “Pajarero”
  • “La Milpa De Valerio”
  • “El Morral, La Yunta Y El Rebozo – Ensayo para La Publicidad”

5.- Santa Sabina – Babel (1996)

Géneros: Art Rock, Progressive Rock, Alternative Rock, Gothic Rock, Jazz Fusion.

Una de las bandas más emblemáticas del Rock en el país gracias a su sonido único, resultado de una combinación gigante de géneros y estilos. Realmente se podría recomendar cualquier álbum de ellos pero este es uno muy especial, pues para comprender su grandeza es necesario escucharlo completo, ya que cada canción es una pieza necesaria para todo el producto; el cual está lleno de tanta riqueza musical que es difícil de creer cómo se logra un balance entre entrega, tecnicidad y sutileza; sin una pizca de pretensión que se presta para crear un sinfín de emociones.

El motor eterno de Santa Sabina fue su amor por la música, mismo que los llevó a nunca tener compromisos más que con esta y en “Babel” aprovechan las capacidades de cada uno de sus integrantes en metafóricos paisajes sobre la vida y la creación. Una celebración de la música, que es lo que nos tiene a todos en esta lista en primer lugar, uno de los trabajos más importantes para la banda pero con un gran significado para México pues representa la creatividad e ingenio que puede salir del país.

Canciones para empezar:

  • “El Reino Perdido”
  • “Los Peces Del Viento”
  • “Los Sueños”
  • “Espejo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.