Escrito por: Gabriel Franco Villanueva

El legado de The Beatles es inconmensurable, son generalmente considerados la mejor banda de la historia, y aunque eso es debatible, lo que nadie puede negar es su gigantesca popularidad. Es dicha fama la que marcaría por siempre a sus integrantes, al grado de que no importa que tanto hicieran después de su separación, estos estarían por siempre ligados a The Beatles. 

Por ello hago esta lista con una recomendación solista de cada integrante, para aquellos que quieren introducirse a sus carreras lejos de la afamada banda, o también para quienes ya conocen sus discos más populares. Intenté que esta lista tenga una combinación de calidad y no tanta popularidad, y digo no tanta pues es casi imposible que alguno de estos discos sea totalmente desconocido; al fin de cuentas vienen de cuatro de los íconos musicales más importantes de todos los tiempos. 

Cuatro discos que muestran el talento de cada uno y un puñado de buenas canciones.

John Lennon – Walls And Bridges (1974)

“Lost Weekend” es como Lennon llamó al período de dieciocho meses en que él y Yoko se separaron. Este álbum es el fruto de ese lapso de tiempo, mismo en el que John estaba luchando con sus adicciones con el alcohol y las drogas, cosa que se refleja muy bien en la esencia del producto.

Comenzando con que es básicamente una montaña rusa de emociones y sonidos, con canciones fiesteras cercanas al funk; o psicodélicas y reflexivas; o más del lado del Jazz y melancólicas. Con letras que van desde “haz lo que te venga en gana” hasta gritos de auxilio por perder al amor de su vida.

Lejos de eso este trabajo cuenta con algunas de las mejores entregas vocales de John, con una instrumentación con mucha personalidad que no se limita a los típicos instrumentos del Rock y varias de las más grandes composiciones en su carrera. Su disco más infravalorado.

Canciones para empezar: “Old Dirt Road” // “Bless You” // “#9 Dream” // “Nobody Loves You  (When You’re Down And Out)”

Paul McCartney – Chaos And Creation In The Backyard (2005)

Producido por Nigel Godrich (constante colaborador de Radiohead) este es el disco más oscuro de la lista, al menos musicalmente hablando pues cuenta con una atmósfera nostálgica y dramática. Una llena de canciones más acústicas o, en su defecto, con instrumentación que sutilmente va envolviendo a las canciones haciéndolas sonar muy bien pensadas, pues los instrumentos solo aparecen cuando se les necesita.

Líricamente Paul es más reflexivo que nunca, tratando temas como la esperanza, los sentimientos escondidos, el tiempo y dejarse llevar por el amor, con metáforas e imágenes que perfectamente embonan con la música. 

Paul toca la gran mayoría de los instrumentos y demuestra su gran habilidad para las melodías. Su voz no es la misma que cuando era joven, pero no intenta que sea así, dándole un gran realismo a todo lo que canta. Uno de sus trabajos más personales.

Canciones para empezar: “Fine Line” // “How Kind Of You” // “Friends To Go” // “Riding To Vanity Fair”

George Harrison – Cloud Nine (1987)

Después de cinco años alejado de la música por el pobre recibimiento crítico de su anterior trabajo, Harrison vuelve acompañado de grandes estrellas como Jeff Lynne, Eric Clapton, Elton John y Ringo Starr para armar uno de los lanzamientos más consistentes de su carrera.

Este álbum se caracteriza por sus grandes melodías y una producción ochentera que puede escucharse un tanto anticuada; sin embargo se compensa con el enfoque otorgado a la guitarra de Harrison, pues hace gala de sus habilidades dando varios de sus mejores solos.

El aporte de sus invitados también destaca, aunque sin quitarle el protagonismo a George, el cual también tiene un gran sentido del humor al tratar temas como su propia vejez y los chismes que los medios hacen de los artistas. No se puede dejar de lado el mini homenaje que le hace a The Beatles con “When We Was Fab” que hay que escuchar para creer. El último gran trabajo de Harrison.

Canciones para empezar: “Fish On The Sand” // “When We Was Fab” // “Someplace Else” // “Wreck Of The Hesperus”

Ringo Starr – Goodnight Vienna (1974)

Ringo siempre fue el más inofensivo de los cuatro de Liverpool y su carrera solista sería igual, pues nunca hizo algo tan trascendental como los otros tres. Lo que lo ha llevado a tener una carrera consistentemente poco evolutiva pero entretenida.

Este trabajo cuenta con muchos invitados (algo típico en la etapa solista de Ringo) como John Lennon, Billy Preston y Elton John, lo que da espacio para muchos momentos divertidos que curiosamente jamás suenan fuera de lugar pues siempre van atados a la voz de Ringo quien realmente sorprende con lo bien que se acopla a los distintos sonidos.

Gracias a que él escribe muy pocas canciones hay una variedad de temas e historias que van desde el orgullo en la vida en pareja hasta el abuso de sustancias, aunque de una manera muy poco introspectiva y más generalizada. Un lanzamiento que sirve para ver de lo que Ringo es capaz y sobretodo sus ganas de hacer música que todos puedan disfrutar.

Canciones para empezar: “Goodnight Vienna” // “Occapella” // “Husbands And Wives” // “Easy For Me”


Siempre pueden volver a escuchar a The Beatles, incluso indagar en los trabajos más conocidos solistas, pero creo que estos cuatro hablan muy bien del papel que cada uno tenía dentro de la banda. Lennon siendo el más directo y crudo, McCartney siendo el que tenía más aspiraciones artísticas, Harrison con sus arreglos sutiles y gran sentido de la melodía y Ringo con su sonido distintivo y su actitud relajada; estos elementos hicieron de The Beatles algo muy icónico, que si bien suena muy bien junto también merece ser escuchado por separado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.