Escrito por: Daniel Velázquez

Nacida el 29 de octubre del año 1971 en el estado de Minnesota, con 2 nominaciones al Oscar y ganadora de un Golden Globe, Winona Laura Horowitz, mejor conocida como Winona Ryder, es una actriz llena de destellos y versatilidad a lo largo de su carrera. Pero la fama tiene un severo costo y viene acompañada de responsabilidad, presión y estar a los ojos del mundo entero.

Nace una estrella

Winona Ryder comenzó su prometedora carrera con la película del año 1986 ¨Lucas¨, en la cual interpretó a Rina, una joven estudiante de colegio enamorada del protagonista. Pero su salto a la fama vendría con la popular cinta de Tim Burton “Beetlejuice” de 1988, un clásico de culto en el cual Winona (con 17 años) interpreta a Lydia Deetz, una joven gótica con la capacidad de ver y comunicarse con fantasmas que viven en su hogar y, por supuesto, con la capacidad de invocar a “Beetlejuice” repitiendo su nombre 3 veces. Una película llena de originalidad, excentricidad, vibras oscuras y comedia que colocó a Winona como un ícono de la adolescencia de toda una generación.

En el año 1990 volvería de la mano del director Tim Burton para protagonizar, junto al joven Jhonny Depp, la aclamada película “Edward Scissorhands”; conocida en Latinoamérica como “El joven manos de tijera”. La actriz interpretaría a Kim Boggs, una adolescente que poco a poco comienza a desarrollar un sentimiento de cariño hacia Edward a lo largo de la cinta. 

La escena en donde Edward esculpe un ángel de hielo con sus manos de tijera, provocando que nieve caiga sobre el patio, es icónica en el mundo de la cinematografía. Ver al personaje de Winona disfrutando del momento, con la canción “Ice Dance” de Danny Elfman de fondo, causa un sentimiento tremendo, que le da corazón a la película.

En el año 1994 sería nominada por primera vez en la categoría de mejor actriz de reparto en los premios Oscar, un paso tremendo en su carrera y todo gracias a su interpretación de May Welland en la cinta “La edad de la inocencia”; un papel que desarrolló y cautivó a los miembros de la academia, dándole el reconocimiento merecido con la nominación.

Otro papel icónico de Winona Ryder es el de “Jo March” en la película “Mujercitas”, donde la actuación de la actriz es de lo más destacable. Consiguió su segunda nominación al premio “Oscar”, pero esta vez como mejor actriz protagónica en el año 1995. Finalmente, el premio fue dado a la actriz Jessica Lange, cosa que no demerita el trabajo de Winona y el reconocimiento tremendo por su trabajo en el clásico de época. 

El papel que interpretó es muy representativo para la mujer, porque demuestra la fuerza y el poder que tiene el personaje, al rehusarse a cumplir con los estereotipos establecidos para el género femenino en el siglo XlX, que es la época en donde acontece la historia. 

Existen más películas en las que tuvo una muy buena y memorable participación, como Dracula, Girl Interrupted y Alien: Resurrection, películas que siguen vigentes en la memoria de los espectadores y de fans de la actriz.

El escándalo se hace presente

En el año 2001, durante los mejores años de su carrera, ocurrió un acontecimiento que cambiaría la perspectiva de todos sobre Winona Ryder. La actriz fue sorprendida robando en Saks Field Avenue, en Beverly Hills, llevándose más de seis mil dólares en mercancía de lujo, quedando expuesta por las cámaras de seguridad. Lo curioso del caso es que Winona Ryder ya era multimillonaria al momento del robo, por lo que todos nos cuestionamos la actitud de Winona sobre querer robar en una tienda, cuando realmente podría haber pagado por los productos sin problema alguno. 

Tuvo problemas legales debido al robo, donde se le presentaron cargos y multas, fue arrestada pero no fue llevada a prisión, si no que cumplió con 3 años de arresto domiciliario. Años mas tarde la actriz declaró que todo fue un acto de autosabotaje, no se sentía en paz psicológicamente, y declaró que lo hizo como una forma de llamado de atención a ella misma, para evaluar sus comportamientos y plantearse mejor que es lo que realmente buscaba en su vida. 

Después de ese acto que perjudicó a la actriz se vio un poco manchada su imagen y perdió la relevancia que tuvo durante la época de los noventa. Siguió apareciendo en cintas como Mr. Deeds, junto a Adam Sandler en el año 2002, donde la reacción del público se resume en simples comentarios de irrelevancia hacia la participación de Winona en la cinta. 

Vuelta al estrellato

Con pequeños papeles en cintas grandes como “Black Swan” (2010) y Frankenweenie (2012) se mantuvo haciendo su trabajo sin tantos reflectores, pero otorgando buenos resultados. Fue en el año 2016 cuando la carrera de Winona Ryder se dispararía de nuevo al estrellato, con la aclamada y popular serie “Stranger Things”, donde interpreta a una madre desesperada por encontrar a su hijo desaparecido en un pequeño pueblo donde ocurren cosas fuera de lo común. 

La serie alcanzó el éxito al ser una apuesta de Netflix y por contar con elementos clave, como el reparto de la serie y la caracterización de los personajes ubicados en la época de los 80. Lo interesante de la participación de Winona en la serie es verla haciendo el papel de madre preocupada, cuando la costumbre era verla protagonizando como joven. 

Los años pasan y, sin duda, esta etapa más madura de Winona promete mucho para el futuro de la actriz. Stanger Things se encuentra en desarrollo de una cuarta temporada y Winona es clave para el gran impacto de la serie. 

Desde acá se le desea a Winona Ryder que tenga un feliz cumpleaños junto a los suyos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.