Escrito por: Edmundo Matus.

Siempre que hablamos de vino, tomamos como referencia a los grandes países europeos, España, Francia e Italia solo por mencionar algunos, pero nunca nos damos el tiempo de investigar un poco mas sobre lo que se produce nacionalmente. México cuenta con diversos estados que tienen un microclima adecuado para la producción de uva de vid de alta calidad, tal es el caso de Coahuila, Querétaro, Zacatecas, Durango y nuestro estado Baja California; para empezar a hablar de él y su producto, podemos decir que no importa si eres un profesional en el tema del vino o simplemente un winelover que disfruta de darse un respiro y tomar una copita de vez en cuando, estas son las paradas obligadas que debes hacer si visitas la ruta del vino.

Desde la madre Rusia para el Valle de Guadalupe…

Corría el año de 1907 Cuando la familia de David Bibayoff llega a la hermosa región del Valle de Guadalupe con la intención de buscar nuevas oportunidades que les permitieran crecer en todo aspecto; el gusto por el vino le viene de su abuelo Alexei M. Dalgoff, quien en 1931 consigue un permiso para elaborar vino de manera comercial pero solo lo hacía de manera casera, el señor David Bibayoff empezó a hacer vino en su casa en 1988, sin embargo fue hasta 1992 que funda Vinos Bibayoff, siendo de los pioneros en el cultivo de vid para uso propio.

Visitar esta vinícola donde serás atendido por la propia familia Bibayoff es una experiencia única, sus vinos de alta calidad y toda la explicación que se brinda sobre estos al momento de la degustación, genera en quienes la visitan un genuino interés por saber un poco mas sobre el tema, actualmente cuentan con cinco etiquetas en venta, pero un nunca sabe que le puede esperar al llegar ya que como dicen -El Sr. Bibayoff nunca se está quieto- y también comentan que siempre está experimentando, así que la próxima vez que los visites seguro tendrá nuevos vinos en venta. Por el momento, no te puedes perder la experiencia de degustar su ‘’rojoyoff’’ un vino tinto con aires de rosado y notas dulces que harán a tu paladar brincar de gusto.

Cabe mencionar que esta vitivinícola cuenta con su propio museo, que debes visitar si quieres saber más sobre ellos.

Una casa vinícola para los amantes de la astronomía…

Viñedos El Cielo, probablemente la vitivinícola visualmente más relajante que pueda existir en todo el valle y es que bueno ese amplio ‘’winegarden’’ como le llaman, ataviado de verdes y relucientes pasturas que te hacen querer correr descalzo por todo el lugar, o solo sentarte a disfrutar de una buena botella con música de fondo, no es poca cosa, entrar a su tienda y pensar que quieres llevarte todo aunque no lo necesites, te hace sentir cual niño en juguetería, pero la experiencia comienza cuando bajas a la cava para iniciar tu degustación, la cual por una pequeña cantidad extra puede ir acompañada de trufas de chocolate que han sido minuciosamente seleccionadas por especialistas en maridaje para acompañar a tus vinos de la manera más elegante posible, generando sabores epopéyicos en boca.

La cantidad de etiquetas con las que cuenta esta vinícola es exorbitante, todas con nombres de constelaciones, astrónomos, etc. Si puedes pruébalos todos, pero nosotros te recomendamos ‘’Halley’’, si, como el cometa o, mejor dicho, como el astrónomo, un vino 100% chardonnay (Blanco) excelente para los amantes de los sabores frescos y tropicales.

Uno… Dos… Tres…

En 1999, tres amigos tienen la inquietud de aprender sobre más sobre el vino y como elaborarlo, la oportunidad de elaborar su primer cosecha se les presentó mas rápido de lo que esperaban asi que la toman y comienzan este fascinante viaje, al principio la idea era producir vino para compartir únicamente con seres cercanos, pero debido a la gran aceptación que estaban consiguiendo, deciden formalizar y lanzarse al mercado.

Asi nace ‘’Vitivinícola Tres Valles’’ que recibe ese nombre debido a que las uvas con las que elaboran su vino provienen de los tres valles mas importantes de la zona, Valle de San Vicente Ferrer, Valle de San Antonio de la Minas y por supuesto, Valle de Guadalupe y cuya característica mas representativa son los nombres de sus vinos que están inspirados en los primero pobladores del estado de Baja California.

Esta es a consideración propia, una de las casas vitivinícolas mas acogedoras de todo el Valle, donde es su zona de cata, tendrás la oportunidad de caminar sobre un suelo lleno de cáscara de uva que ha sido previamente prensada para elaborar el vino, es como una alfombra frutal con un aroma relajante, cuenta con una cata que dirigida de la mano del Gastrónomo Alejandro Martínez te incita a participar y despierta un genuino interés por querer aprender un poco mas sobre el tema.

Aunque la cantidad de etiquetas con las que cuentan es reducida pues por el momento solo son 5, aunque todos de excelente calidad cabe mencionar, no te puedes perder la oportunidad de probar sus tinto de nombre ‘’Maat’’ o ‘’Jalá’’ que cuentan con fuertes sabores a frutos rojos maduros y un poco especiados.

En fin, como dijimos al principio, no importa si eres experto o solo un amante de vino, si andas por los rumbos de esta hermosa ‘’Ruta del vino’’ no debes dejar pasar la oportunidad de hacer este pequeño ‘’tour Dionisiaco’’

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.