Por: Elisa Hernández/ Nahuala Cachanilla


Si tuviera que definir el arte de Miranda en una sola palabra, diría “jodanse”.  No con el afán de ofender a nigunx de lxs presentes, sino de la forma más tranquila posible, porque no hay una palabra que pueda englobar la personalidad, menos en tiempos tan cambiantes, en los que todas las identidades ya forjadas se derriten para reinventarse. Miranda no es la excepción, como nadie es una sola cosa, y todxs nos definimos y redefinimos.

Hablando de arte, de caguamas y en medio de muchas risas, Miranda nos compartió parte de su visión. Claro, esto lo hace casi de manera diaria en sus redes, mediante las cuales somos conscientes de la evolución. La que fue una pintora de flores, hoy se postula no como otra, sino como UNA voz de entre todas las morras mexicalenses que estamos mascullando y rumeando por ser permanentes, dentro de lo efímero cachanilla. 

Un envase de yogurt que contiene frijoles, una lata de galletas llena de hilos, el papel higiénico pintado de la bandera mexicana, Donald Trump asomándose desde la línea divisoria… la mexicanidad fronteriza exuberante se asoma de entre las nalgas peludas de un norteño, de entre las piernas abiertas de una morra, no diciendo, sino reclamando “esto es mío, esta soy yo”. 

Miranda tiene una capacidad increíble con el pincel, la textura y el color. Todo aquello nutrido por la academia es mandado al carajo con C mayúscula cuando vemos que la democratización del arte tiene un nombre más registrado a su favor. Remitiéndonos a los inicios de la caricatura política, Vázquez vuelve el arte de caballete, el boleto de cada día que se paga para el camión. El arte de Miranda es un punto donde todxs nos encontramos, donde dejamos de ser para volvernos otrxs. Pero al final del día, es ella, una morra con un chingo de ideas que pocxs quieren decir y eso es lo importante. La vox populi, desde la punta del pincel.

Ig: @mirandavaroo    

Website: www.museodeartes.org/mirandavaro  

Fb: Miranda Vázquez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.